Danzas mínimas


Conde Duque
Danzas mínimas


A través de un ciclo de talleres, Laura Bañuelos trabajará cada mes con un grupo de familias en torno al movimiento en la primera infancia, facilitando un espacio para jugar, bailar, moverse y conversar juntos. Un espacio de relación con nuestros hijos, con el tiempo, con el espacio, con los objetos, la música, los otros. Cada taller constará de dos sesiones en semanas consecutivas. A lo largo de toda la temporada iremos navegando por diferentes propuestas, con el cuerpo como centro y foco del trabajo pero atravesando otras formas de expresión a través del juego y la experimentación con materiales diversos. Jugaremos desde la fisicalidad propia de cada cual, peques y adultos.
El desafío ahora es buscar un espacio de encuentro, que por ahora tendrá que ser sin contacto. No podemos tocarnos pero podemos mirarnos, podemos sentir el movimiento de los cuerpos en el aire, podemos reírnos, podemos hablarnos y podemos jugar con la distancia. Podemos reforzar el toque en las esferas de convivencias y podemos descubrir nuevas formas de encontrarnos encontrándonos. Dejemos que lo mínimo y lo pequeño se ponga de nuestro lado. No se requerirá experiencia previa. Tenemos un cuerpo. Vamos a bailarlo juntos.
Laura Bañuelos, coordinadora y arte-educadora. Las artes vivas son su terreno de juego y experimentación. Desde hace más de diez años inventa, investiga y practica experiencias intergeneracionales en las que el cuerpo y el movimiento son los ejes para comunicarse, expresar y jugar. Le fascina observar el juego y cada vez más piensa que es tejedora de movimientos, objetos y sucesos.


Lugar de celebración

Conde Duque


Calle Conde Duque, 11 28015 Madrid
Sitio web

Antiguo cuartel militar, el actual Centro Cultural Conde Duque tiene entre sus objetivos ofrecer un espacio dedicado al estudio y la creatividad, así como un lugar dinámico de referencia y encuentro en Madrid para los artistas y público interesado por la creación artística y, en especial, por aquella en la que intervienen las nuevas tecnologías.

En su interior hay salas de exposiciones, un auditorio, un salón de actos y patios exteriores en los que se vienen realizando exposiciones de arquitectura efímera.Ahora, tras seis años de obras, el 9 de junio de 2011, el centro abre al público algunos nuevos espacios:
la Sala 3 de Exposiciones, ubicada en el lado oeste del patio sur y con casi mil metros cuadrados de superficie útil; el Teatro Conde Duque, con un aforo de 253 localidades; y el Auditorio Conde Duque, cuyo aforo de 300 butacas es capaz de acoger cualquier lenguaje y formato musical.

Las exposiciones itinerantes y los eventos -generalmente de caracter musical- se unen a la biblioteca, y a una serie de actividades permanentes.

Si damos una vuelta por la zona -entre Plaza de España y la glorieta de San Bernardo-, merece la pena pasarse por las instalaciones, porque seguro que vemos algo interesante y generalmente gratis.

En verano el Patio Central acoge la programación musical de los Veranos de la Villa.